¿Por qué nos cuesta tanto entender lo que vemos en el espejo de la vida?

¿Dudas de que lo que ves no es más que una proyección de ti mismo?

Ayer hablaba con mi madre de un conflicto que se le plantea con determinadas personas, así que he pensado que esa pregunta no se la hace sólo mi madre, es posible que haya muchas otras personas que se hagan la misma pregunta que ella.

Después de hablar un buen rato, y explicarle que esas personas lo único que hacen en su vida es mostrarle los temas que ella tiene por resolver, que preste atención, que son una fuente de información maravillosa, sigue pensando que de eso nada, y me pregunta ¿cómo puedes decir que yo soy como esa persona?

Primero de todo quiero dejar claro que admiro profundamente a las personas como mi madre, de hecho es un homenaje a todas ellas. A los 72 años es capaz llamarme y de preguntarme ¿para qué me duelen los pies?, ¿qué significa eso? El hecho de hacerte esa pregunta implica que una parte de ti pone en duda que tenga que ser así, con lo cual ya empiezas a ser consciente de que hay algo llamado conciencia que te puede ayudar a conseguir un mayor estado de bienestar. Estás a punto de dar un paso más en tu proceso de desarrollo personal.

Es importante que sepas que te encuentras en estas situaciones en tu vida porque tienes algo que aprender, todo lo que te ocurre es una lección en tu vida, puedes empezar a hacer cosas diferentes para obtener resultados diferentes, es evidente que si tienes una maceta y plantas tomates, no podrás recoger zanahorias ¿no?, así que sí te has cansado de recoger tomates empieza a cambiar las semillas que pones en tu maceta.

Todo esto, a mi madre le parece complicado, como quizás te ocurra a ti. Básicamente porque no te crees capaz de hacerlo, quizás cuando eras pequeña no recibiste la atención que tu deseabas y te preguntas si eres importante para tu madre o si alguna vez lo fuiste, quizás no recuerdas a tu madre diciéndote te quiero o demostrándote afecto.

El amor es la fuerza que lo mueve todo. No me refiero al amor de enamoramiento, sino al amor verdadero, y quiero recordarte cuando fue la primera vez que estuviste en contacto con el amor y también quiero recordarte cuan capaz eres de hacer algo por ti misma, porque es muy posible que no lo recuerdes, de eso hace mucho tiempo, fue en el momento de tu concepción.Te voy a hablar de la experiencia que viviste cuando estabas en el saco vitelino.

Tu vida empezó en el momento exacto de la unión del óvulo de tu madre y el espermatozoide de tu padre. En ese instante te convertiste en un gameto con capacidad de vida, con una información genética que jamás se repetirá, ERES UN SER UNICO E IREEMPLAZABLE.

Aquí empezó el primer viaje de tu vida, lo hiciste tú sola, fuiste capaz de ir desde el ovario hasta el útero de tu madre, recorriendo la trompa de Falopio, para después instalarte cómodamente en el útero. ERES UNA PERSONA VALIENTE, SABES LO QUE QUIERES, TODO ESTO LO HICISTE TU SOLA.

Una vez instalada en el útero de tu madre, fuiste nutrida y alimentada, tu madre te proporcionó todo lo que tú necesitabas para desarrollarte hasta el momento de tu nacimiento. ¿PUEDES IMAGINAR UN ACTO DE AMOR MÁS GRANDE?

Todo esto forma parte de tu GRAN POTENCIAL, y estoy segura de que también lo ves en el espejo de la vida, lo que pasa es que no prestas atención. Si te apetece, cuando salgas a la calle, cuando vayas en el tren, cuando estés bailando o cuando estés comprando, fíjate en las personas que hay a tu alrededor, seguro que puedes ver cosas bellas en ellos, todo ello también te pertenece. Empieza a vivir tu vida sintiéndote libre de hacerlo y recuerda que nunca es tarde para tener una infancia feliz.

Este artículo se lo dedico a mi madre con todo mi cariño y a todas las personas que como ella, dudan de sus capacidades, de merecer cosas buenas y de ser amadas. Es hora de que hagas las paces con lo que ves en el espejo, te invito a tener el placer de conocerte a ti misma.

​Ayer me preguntaba una amiga si yo pensaba que escribir servía para algo, ahora estoy convencida de que sí, con que sirva para que tan sólo una persona tome conciencia de lo importante y valiosa que es, habrá valido la pena. 

Si crees que esta información puede ser útil para alguien que conozcas, no dudes en compartirla, ellos te lo agradecerán y yo también.

Como siempre te digo, agradece a tu inconsciente la oportunidad que te brinda, al aprendizaje recibido, siempre te permitirán nuevas conductas en tu vida que te llevarán a un mayor estado de bienestar, no solo para ti, sino para todos los que te rodean.

Esther Campillo.